17 marzo 2012

Cueva del Viento 2012

En lo poco que llevamos de este año, los avances en esta cavidad se desarrollan a muy buen ritmo desde que encontraramos el acceso a una serie de conductos inexplorados por la gente del Oxford. Metro a metro, la dirección preferente del Viento nos empuja hacia el sistema del Frieru de Gustellagar en su extremo septentrional, por lo que las ansias de conectar ambas cavidades pululan por nuestras cabezas constantemente. De 1,600 metros de desarrollo se ha pasado a más de 2,700 quedando la punta de exploración en un meandro por el que discurre un importante caudal de agua (también hay pendiente una galería semi-inundada en esta zona) y, cuya dirección de flujo así como el inesperado giro en su orientación nos hace hipotetizar sobre los orígenes y destino final de las aguas. En la última entrada se aprecia un claro desvío de la fractura que vamos siguiendo yendo a encontrarse con la fractura dominante del Rift Passage, ya explorado, aunque de momento sin posibilidad de conexión (más adelante se intentará una inmersión en el sifón terminal del Rift) de ambos ramales, que hasta hace bien poco discurrían paralelamente.
Por otra parte, la idea es intentar avanzar por el Frieru, donde en una entrada anterior se localizó una posible continuación a través de una ventana con tiro de aire y ver hasta donde llegamos....
Todo esto sin contar con las tropecientas interrogantes que vamos dejando en aras del principal objetivo que supondría la consecución del sistema Frieru-Viento, pero que no serán olvidadas sobretodo ahora que los niveles de agua son muy altos y no apetece jugar con los neoprenos....
Adjunto una imagen con la superposición de las poligonales (en rojo) que creemos están relacionadas genéticamente (la actual del Vientu, la parte Norte del Frieru y lo topografiado hasta día de hoy en Los Güeyos de la Texá y que merece un tratamiento a parte debido a las dificultades para retomar su exploración).



En morado están representadas unas macroestructuras denominadas cabalgamientos, en azul y amarillo la estratificación y en azul también, donde el punto verde (observación de campo) indica la presencia de un dique volcánico constituido por una roca llamada Andesita. Dicha capa ha sido cortada en la punta de exploración de la Cueva del Viento. Las líneas verdes representan la fracturación dominante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada